Pruebas de Esfuerzo

Las pruebas de esfuerzo, también conocidas como ergometría, permiten medir de manera objetiva nuestra condición física así como detectar un problema cardiaco o el estudio de un problema previamente diagnosticado.


Es fundamental realizar este tipo de pruebas médicas de la mano de un equipo especializado en salud y deporte para conseguir unos resultados fiables que nos ayuden a conocer mejor el funcionamiento de nuestro organismo durante la práctica deportiva

TIPO DE PRUEBAS

¿Qué son las pruebas de esfuerzo?

Para entender en qué consiste la prueba de esfuerzo, podemos hacer un símil con el mantenimiento de un coche. Cuando hacemos un viaje largo, es recomendable antes de iniciar el viaje comprobar el funcionamiento de nuestro vehículo y su motor. En el ámbito del deporte, el corazón es el motor que nos permite llegar a todas nuestras metas como deportistas.

La idea de las pruebas de esfuerzo es poner de manifiesto todas aquellas patologías que no se presentan en el paciente cuando se encuentra en reposo, pero que pueden suponer importantes incidentes físicos cuando comenzamos a practicar las diferentes disciplinas deportivas.

Realizar una prueba de esfuerzo deportiva es una forma de invertir en nuestra calidad de vida en un futuro, a través del autoconocimiento de nuestro organismo  y corrigiendo aquellos problemas  que sean susceptibles de ser modificados.

Aunque dependerá de las prueba de esfuerzo que elijamos para nuestro caso, estos son algunos de los datos que podemos obtener del funcionamiento de nuestro organismo:

  • FRECUENCIA CARDIACA: Conocer nuestra frecuencia cardiaca máxima, o lo que es lo mismo, el límite de los latidos de nuestro corazón, nos permite conocer nuestros ritmos de entrenamiento, algo especialmente importante cuando practicamos entrenamientos aeróbicos.
  • CONSUMO MÁXIMO DE OXÍGENO: Cuanto más alto sea el consumo máximo de oxigeno por parte de nuestro organismo durante la práctica deportiva, mayor será nuestra resistencia.
  • UMBRAL AERÓBICO: El umbral aeróbico nos permite saber cuál es el rango de pulsaciones que debemos mantener durante nuestro entrenamiento si lo que queremos es mejorar nuestra resistencia.
  • UMBRAL ANAERÓBICO: Es el punto a partir del cual nuestro organismo no es capaz de neutralizar el ácido láctico que segregan las células musculares, momento del entrenamiento en el cual comienza a descender nuestro rendimiento.

Healthia: Tu equipo de confianza

Si estás pensando en realizarte este tipo de exámenes médicos, en Healthia ofrecemos diferentes pruebas de esfuerzo en función de tus necesidades como deportista. Analizaremos el punto de partida de tu organismo y tras la realización de diferentes pruebas, obtendrás una información que te será muy útil para planificar tus entrenamientos en base a tus objetivos previamente fijados.

Los únicos límites de tu actividad deportiva no son lo que marca tu corazón, son los que pones tú mismo. En Healthia encontrarás un equipo especializado en medicina del deporte que cuenta con un amplio bagaje profesional a sus espaldas. ¿Tienes alguna duda sobre las pruebas de esfuerzo que encuentras en nuestra web? Ponte en contacto con nosotros y descubre una nueva forma de entender la práctica deportiva.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web. Al utilizar nuestro servicio web aceptas el uso de cookies. Si lo deseas puedes obtener más información sobre nuestra Política de cookies.